Joaquín Páez (febrero-marzo 2020)

Llegué a la residencia siguiendo un impulso intuitivo más que una certeza.
Estuve 43 días, 30 planificados y 13 más por la cuarentena pandémica.
Necesité otros 34 días para digerir parcialmente lo que engullí: Lecturas vitales y a la vez oxidables con el paso del tiempo.
“Oxidable”: huella de envejecimiento, roña inimitable, encanto de lo viejo, pátina del tiempo. Lo que da cuerpo a la unión entre arte y naturaleza, disparador inicial de mi viaje conceptual.
El “Tiempo”, con todas sus acepciones, fue una constante en mi proceso. A través de retrospectivas, me pensé en el presente (hoy ya pasado), lo cual servirá como cimiento para mi futuro. En cierto sentido, fue un intento por apropiarme del tiempo como una especie de material artístico.
Este transcurso también fue caótico como cualquier proceso de aprendizaje profundo, un prólogo a un nuevo mundo de metas inconclusas e incertezas vivas que agradezco haber leído.
Joaquín Páez

Mónica Cañari (febrero-marzo 2020)

Soy Mónica, fotógrafa, becada del FNA. Estuve realizando una residencia en casa estudio B’atz’ durante la segunda quincena de febrero y los primeros días de marzo.  Como espacio es lo ideal. Me apropié de cada rincón, cada crujido de las maderas y de cada roce de las ramas. El verde infinito de las ventanas, los ocres  lavados de las paredes. Quise sumergirme en cada libro que pude. Tuve una guía que me sostenía el libro indicado y me miraba como nadaba en él. Los días ya no tenían horas. El caer del sol determinaba una pausa, un descanso, una ducha, una comida. Las horas pasaban y fueron las más provechosas de mi vida. Lo introspectivo que rebalsa,  te avasalla y te hace dar cuenta que el piso se mueve, se sacude pero que está bien, es parte del camino. Me sentí en paz, tranquila como hace mucho tiempo no estaba. Me sentí acompañada en mi soledad. 

Vi como mis ideas se deshacían a medida que avanzaban mis lecturas, vi mis cimientos sacudirse. Me abstraje de mi misma y fui protagonista, escritora, narradora y exploradora de cada libro que leí. Por momentos temí de mi mirada crítica. Trabajar lo autobiográfico en soledad es desafiante, es mirarse hasta el cansancio, es ya no querer mirarse. Es querer encontrarse en un libro y que todo este escrito y a la vez no. Es el miedo, las ganas, el agotamiento y las ganas otra vez de seguir buscando eso que todavía no puedo esbozar pero que busca materializarse siempre. Todavía hay preguntas que no existen en mi como así también respuestas que no quiero encontrar. La residencia fue un pre calentamiento de cuarentena. Ya no me tengo tanto miedo, acepté que mis tiempos no son iguales a los de los demás. Que siempre me sentó bien el aislamiento. Que nada es lo que parece, ni yo misma. Que todo es un instante.

Lo inolvidadizo, Andruetto y la poética fotográfica.

Lo picante, las velas, los ojos de Gra.

Daniela Ruiz Moreno (ene 2018 y feb 2020)

Estar y volver a Casa/Estudio B’atz’, estar y volver.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2020-02-19-16.40.59.jpg

Volver a un lugar donde se fue feliz, donde sentí mis límites empujados, donde leí, miré y escuché y donde pensé sobre los gestos de leer, mirar y escuchar. Hay un dicho que dice que no se debe volver a aquel lugar donde se fue feliz, yo siempre vuelvo a los lugares donde me sentí bien. En mi segunda estadía en la Casa Estudio/B’atz’ ya conocía los trucos de la casa, ya conocía a los animales y humanos que la habitan. Volví con más tranquilidad, vi como esos otros que estaban en la casa por primera vez se sentían desafiados, porque pensarse en un entorno donde solo hay árboles y calles de tierra y plantas, abruma. Como si todo eso fuera poco, pero creo que lo que abruma es entender que se va a estar mucho tiempo con una misma sin muchos humanos de los que ocuparse, con los que socializar y distraerse. 

En mi estadía del 2020 acá, recordé mucho la enero del 2018, volví a tener charlas largas (no de duración sino largas en temas) con Graciela, volví a expandir mi lista de autoras/es a leer y películas que mirar. 

Pensé mucho sobre la práctica curatorial, qué significa, qué pasos implica. Además de lo que puedo encontrar en manuales, me conecté más con una metodología propia que no puedo enunciar muy bien aún. Algo así como que el rol curatorial es aquel que se ocupa de generar estructuras para las obras y procesos de artistas, se trata de compartir con más personas esas obras que quedan guardadas o que aún están en proceso, se trata de ampliar ese intercambio que a veces queda trunco en la intimidad del vínculo artista/curadora. 

Es ampliar esa colaboración real, generosa y recíproca. No estoy diciendo nada nuevo, he escuchado muchas veces hablar sobre la reciprocidad y entrega que implica la práctica curatorial, pero recién estoy comprendiendo eso en el cuerpo, con más claridad, en los últimos meses, a través de vínculos reales y duraderos con artistas.  

La curaduría implica habitar y encarnar varios proyectos, reflexiones, cuestionamientos. Son proyectos iniciados por otras personas, por quienes llevan el título de artistas pero si hay algo que no me interesa es el orgullo de lo mío. Si algo que comienza otra persona me interpela o me afecta, me permito habitarlo y sentirlo como propio.

Aquí aprendo más, vivencio más eso de lo que siempre hablamos en el arte contemporáneo: arte y vida. El método no método de Graciela y lo que generosamente invita a experimentar en Cabana es eso, arte y vida.

           Daniela Ruiz Moreno, febrero 2020

  • Documento
  • Bloque

Estado y visibilidad

VisibilidadPúblicoPublicarfebrero 21, 2020 1:30 pmFíjalo a la parte superior del blogEnable AMPMover a la papelera3 revisiones

Enlace permanente

Categorías

Etiquetas

Imagen destacada

Extracto

Comentarios

Abrir el panel de publicar

  • Documento

Visita de Georgia Quintas (Abril 2015)

IMG_2773

…um pequeno relato sobre minha passagem na residência Demolición Construcción.

Como de forma sintética explicitar a experiência que tive em breves e intensos dias?

Posso dizer que deixei a casa, o convívio com Graciela, o ar de Cabana, o horizonte da serra cordobesa com a sensação de ter pesquisado muito, me dedicado com afinco às minhas leituras e anotações. Mas posso dizer que além do que esperava estudar foi uma oportunidade sobretudo de troca intelectual, de diálogos sensíveis com artistas – também residente ou que passam para deixar um abraço e matar as saudades – e de poder disfrutar de uma paisagem que nos ajuda a colocar as ideias em ordem. O lugar nos abraça, o convívio nos cafés da manhã fez-me pensar em mais reflexões.

Voltei com cadernos cheios de apontamentos, de textos iniciados, de novos livros, novas referências para pensar melhor sobre minha pesquisa.

Como pesquisadora agradeço pela acolhida da Graciela.

Como pessoa, sou grata por fazer amigos nessa residência e construir uma memória afetuosa deste lugar.

Georgia Quintas

http://www.olhave.com.br/

cordoba1

.cordoba2     f

residenta Velozo: comentarios sobre su experiencia en casa/Estudio B’atz’ (oct-nov 2014)

Minha vida no D/C

Ao buscar apoio estrutural para realizar vivências, pesquisas e produção de pensamentos e imagens, para a Segunda Afinação do projeto Senha Aberta, na Argentina, encontrei o Demolición/Construcción, através do apoio do ‘Memórias Reveladas’, do Arquivo Nacional do Brasil, e da Diretora do Arquivo Provincial da Memória, de Córdoba, Ludmila da Silva Catela.

Ao chegar à Argentina, fui recebida com afeto pela criadora e responsável pelo projeto D/C, Graciela de Oliveira.

Encontrei na residência artística o lugar ideal para perceber o som da natureza, o nascer e por do sol, a escuridão da noite; para dormir bem, cuidar da alimentação, convier com as outras pessoas residentes na casa, uma maravilhosa biblioteca que fica à nossa disposição, além, é claro, do apoio incondicional de Graciela em vários aspectos, notadamente no fornecimento de informações, contatos e trocas artísticas. É fundamental seu profundo senso de participação ativa na vida comunitária, desde seu núcleo familiar até a problemática mais complexa que envolve a humanização do ser humano.

O convívio com os outros residentes (Beatriz Pellegrino, Edgar Calei e Julieta Romano), foi fundamental – o sentir e interagir com o outro, quando tínhamos conversas longas e produtivas, e também ao fazermos refeições juntos e compartilharmos alimentos, cheiros, sons, imagens etc.

Durante 40 dias, de 03.10 a 13.11.2014, as dificuldades do meu projeto, que faz profundas escavações sobre o período mais obscuro da vida argentina (1976/1983 – última ditadura civil-militar), tive cooperação e total apoio de Graciela, que promoveu a interação do meu projeto com a comunidade, através de encontros e trocas de experiências, desencadeando aprofundamentos em meus processos perceptivos/criativos, quando minhas caminhadas para dentro e para fora de mim foram facilitadas pela energia criativa do lugar e das pessoas com as quais tive oportunidade de conviver, notadamente as mulheres que entrevistei e fotografei para o projeto.

Para mim, foram 40 dias de vivências em ‘site specific’, ‘time specific’…

O melhor lugar do mundo, para estar no momento da realização desta ‘afinação’ do Senha Aberta, foi, sem sombra de dúvidas o Demolición/Construccíon.

Eliane Velozo

DSCN1982

  DSCN1978    DSCN2002

   IMG_1964

Pablo Boneu, residencia en casa/Estudio B’atz’ (dic 2012-oct 2013)

Diptico_Sin Dios_baja

Mi participación de la residencia Demolición Construcción realizada durante el año 2013, fue una experiencia inolvidable y enormemente enriquecedora.
La introspección que propició la calma del lugar, el cariño y el intenso intercambio intelectual con los otros participantes y organizadores, me permitieron abordar una serie de experimentos visuales que fueron el comienzo de mi nueva producción de obras, recientemente exhibidas.

Desde mi regreso en México he dado continuidad a la labor que germinó durante la residencia D/C, explorando las posibilidades estéticas que me permite yuxtaponer, anudar y desgarrar las urdimbres que imprimo con mis fotografías. El resultado de este proceso es una obra que permite múltiples según la perspectiva -física y mental-del espectador. De esta manera intento evidenciar los límites de nuestra percepción que, junto con la inercia de nuestras creencias, configuran esa ilusión que llamamos realidad.

IMG_1208_recorte_bajaDSCN0494

  

DSCN0503 DSCN0501 DSCN0506

 DSCN0475 DSCN0477 DSCN0545

Boneu residió por 11 meses en casa/Estudio B’atz’